¿Qué aporta la meditación a los niños?

La especialista en psicología infantil y juvenil Mireia Garibaldi explica los beneficios que puede aportar la meditación para niños ya que, señala, “consiste en enfocar la atención en algo y en el caso de los niños este algo puede ser su propia respiración, algo que ven, algo que hacen, con el objetivo de llegar a un estado de calma.”

Los principales beneficios de la meditación en niños se focalizan en la mejora de la atención, de la memoria, más capacidad de autorregulación, menor impulsividad, menor estrés, mejor rendimiento académico y, sobre todo, “más autoconocimiento, lo que significa mejor autoestima, más seguridad en ellos mismos y más confianza también en ellos mismos” destaca la psicóloga.

La meditación se puede usar tanto en momentos donde haya una gran intensidad emocional, un gran malestar, cuando el niño está muy irritado, o en un estado de lloro, para llegar precisamente a un estado de calma; y en el día a día para prevenir posibles problemas conductuales o de rendimiento escolar.