Cochinillo

Ingredientes

  • 1 cochinillo de 4-5 kg
  • 1 vaso de agua
  • 200 g de manteca de cerdo fresca
  • 4 dientes de ajo
  • sal gorda
  • 3 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de tomillo y orégano

Preparación

Antes del horneado:

  1. Al comprar el cochinillo, lo ideal es que esté limpio y cortado por la mitad.
  2. Pelar los dientes de ajo y picarlos en trocitos pequeños. Mezclarlos con la manteca, la sal gorda, el tomillo y el orégano.
  3. Precalentar el horno a 150º C durante 1 hora.
  4. Untar el cochinillo con una brocha por dentro (la parte de las costillas) con la mezcla preparada anteriormente y colocarlo en una bandeja de horno o una fuente grande. La parte de la piel debe quedar hacia arriba.
  5. Añadir a la bandeja o fuente el vaso de agua y las hojas de laurel en la parte de abajo, sin mojar la piel del cochinillo.
  6. Derretir la manteca de cerdo a temperatura baja durante 2 minutos en el microondas.
  7. Pinchar la piel y la cabeza con una aguja o tenedor. Lo untamos con la manteca de cerdo fundida.

 

En el horno:

  1. Meter el cochinillo al horno a 150 ºC en la parte central con temperatura arriba y abajo durante 1 hora (aproximadamente) e ir regándolo a menudo con la grasa y el jugo que vaya soltando.
  2. Dejar el cochinillo en el horno sin darle la vuelta durante unos 30 minutos más con la misma temperatura. Si la bandeja se queda sin agua durante el horneado hay que añadir un poco más.
  3. Para conseguir que la piel quede crujiente y dorada subir el horno a 190 ºC durante otros 15-20 minutos. El cochinillo debe estar en el horno casi 2 horas.
  4. Si el cochinillo es pequeño no hace falta darle la vuelta, pero si es de más de 5 kg hay que darle la vuelta a la mitad del horneado y acabar la última parte de nuevo con la piel hacia arriba.
  5. Retirar del horno y presentar el cochinillo con la costra de piel muy crujiente.
  6. Trocear el cochinillo y poner el jugo en una salsera, para disfrutarlo con el pan o añadirla a la carne.