Canelones

Difícil

240 minutos

8 personas

Carne Primeros Segundos Primers

Ingredientes

Para la bechamel:

  • 100 g de mantequilla
  • 850 ml de leche entera
  • 100 g de harina
  • una pizca de nuez moscada
  • una pizca de sal
  • una pizca pimienta negra recién molida

 

Para el relleno:

  • 12 láminas de pasta de canelones
  • 250 g de carne de cerdo para guisar
  • 250 g de carne de ternera para guisar
  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 l de caldo de carne
  • 1/2 vaso de vino oloroso
  • 40 g de queso rallado
  • 1 cucharadita de Maizena (fécula de maíz)
  • sal
  • pimienta negra molida
  • aceite de oliva virgen extra

Preparación

Para la bechamel:

  1. Tamizar la harina con un colador para que luego no se produzcan grumos.
  2. Poner en un cazo la leche a fuego medio durante 4-5 minutos sin que llegue a hervir.
  3. En otro cazo, introducir la mantequilla y calentarla a fuego bajo hasta que se derrita, tiene que tomar un color avellana y sacará un poco de espuma que puede retirarse.
  4. Añadir la harina tamizada y dejar que se mezcle hasta que formen pequeñas masas de tono dorado.
  5. Remover muy bien con una cuchara de madera la harina con la mantequilla hasta formar una bola.
  6. Echar la leche caliente en el cazo con la harina y la mantequilla. Añadir sal y pimienta al gusto y un poco de nuez moscada molida.
  7. Remover de manera continua con una varilla (5-6 minutos), con el fuego al mínimo. El resultado tiene que ser una mezcla homogénea y sin grumos.

 

Para el relleno

  1. Poner en una olla cuatro cucharadas de aceite de oliva a fuego fuerte. Salpimentar toda la carne y echar la carne de ternera en la olla. Dejar que se dore a fuego medio fuerte sin remover demasiado.
  2. Cuando la carne de ternera esté dorada retirarla a un cuenco y reservar. Si es necesario, añadir un poco más de aceite a la olla y luego añadir la carne de cerdo, repitiendo el mismo proceso que en el punto anterior.
  3. Cuando la cerne de cerdo esté dorada añadir una cebolla cortada en trozos medianos. Incorporar también la carne de ternera que se había reservado en el cuenco y dejar que se dore la cebolla un buen rato a fuego medio.
  4. Ir removiendo de vez en cuando para que no se pegue, y cuando empiece a agarrarse, añadir un chorrito de vino oloroso y remover. Dejar que el vino se reduzca y seguir dorando las carnes con la cebolla. Repetir este proceso tantas veces como sea necesario hasta la carne esté bien hecha.
  5. A continuación, añadir el medio litro de caldo de carne y dejar al fuego hasta que la carne quede muy blanda.
  6. Cuando la carne esté blanda pasarla por un colador grande sobre una olla limpia, para dejar en esta olla el jugo y el caldo de la carne. Dejar que la carne se escurra bien y reservar aparte.
  7. Echar un chorrito de agua (que no esté caliente) en un vaso y añadir una cucharada pequeña de maicena. Mezclar bien para que se disuelva y Echarlo todo sobre el caldo. Reducir el caldo a fuego medio hasta que espese. Remover bien al principio para que la maicena no forme grumos y luego remover de vez en cuando. Cuando la salsa esté muy espesa apartar del fuego y dejar enfriar.
  8. A parte, triturar la carne y la cebolla que habían quedado reservados. Puede hacerse con un cuchillo grande para deshebrar la carne del todo y conseguir que quede bien unido e introducir en un cuenco.
  9. Cuando la salsa con la maicena esté bien reducida añadir cuatro cucharadas de salsa al cuenco. Mezclar bien y probar para valorar si hay que añadir más salsa o incluso para añadir sal o pimienta.
  10. Dejar que el relleno se enfríe y luego meterlo en una manga pastelera. Y dejar enfriar en el frigorífico. También puede realizarse a mano, por lo que es necesario dejar enfriar todo el relleno en el frigorífico a ser posible.
  11. Mientras se enfría el relleno, poner una olla grande a calentar con mucha agua (2 o 3 litros) y una cucharada de sal. Añadir las láminas para canelones y dejar que se cocinen durante el tiempo que indique el fabricante. Cuando la pasta esté al dente sacarla con cuidado y dejarla encima de un paño limpio para que se escurran.
  12. Cuando el relleno esté listo rellenar los canelones añadiendo un tira del relleno de lado a lado de cada lámina de pasta. Luego enrollarlos y ponerlos sobre una fuente (apta para horno) a la que habremos puesto un poco de mantequilla en el fondo para que no se peguen, o incluso un poco de salsa bechamel.
  13. Cuando estén todos los canelones en la fuente cubrirlos con la bechamel y añadir por encima un poco de queso rallado. Cocinarlo en el horno precalentado a 190-200 ºC y con el gratinador encendido.
  14. Dejarlos unos 10 minutos en el horno y cuando la bechamel y el queso estén bien gratinados, ya estarán listos para servir.