Volován con brandada de bacalao y piñones

  • DificultadMedia
  • Tiempo total60 mins
  • Comensales8 Personas

Ingredients

Ingredientes
 8 mini volovanes cocidos
 100 g de piñones
 Pimiento rojo en polvo
 400 g de recortes de bacalao desalado
 2 dientes de ajo
 1 guindilla
 50 ml de aceite de oliva virgen extra
 80 ml de nata líquida (35% Materia Grasa)
 pimienta negra en grano
 1 hoja de laurel

Directions

Preparación
1

Como siempre que utilicéis los fogones, pedir ayuda a un adulto para freír los ajos pelados y la guindilla en el aceite, a fuego lento. Cuando los ajos cojan un tono tostado (nunca negro), retirar rápidamente. Descartar los ajos y la guindilla.

2

Poner el bacalao en una cazuela con la piel hacia abajo, cubierto con agua, una hoja de laurel y unos cuantos granos de pimienta. Cocer 5 minutos, desde el momento que empiece a hervir.

3

Retirar el bacalao del agua. Cuando se haya enfriado un poco, retirar la piel y las espinas que le queden y ponerlo en el vaso del túrmix.

4

Calentar la nata unos segundos en el microondas.

5

A medida que batáis el bacalao con el túrmix, id vertiendo el aceite perfumado de ajos y guindilla y la nata caliente. El resultado debe tener una textura cremosa. Aunque este paso es mejor que lo haga un adulto, los niños pueden ayudar a añadir el aceite y los demás ingredientes lo que aumenta su capacidad de coordinación.

6

Tostar los piñones en una sartén o en el horno.

7

Rellenar los volovanes con la brandada de bacalao, coronar con piñones tostados y terminar con pimentón en polvo. Una tarea que ayudará a los más pequeños a prestar atención a los detalles y mejorar su concentración, centrándose en rellenar cada uno de los volovanes adecuadamente.

Volován con brandada de bacalao y piñones

Ingredientes
8 mini volovanes cocidos
100 g de piñones
Pimiento rojo en polvo
400 g de recortes de bacalao desalado
2 dientes de ajo
1 guindilla
50 ml de aceite de oliva virgen extra
80 ml de nata líquida (35% Materia Grasa)
pimienta negra en grano
1 hoja de laurel
Preparación
1

Como siempre que utilicéis los fogones, pedir ayuda a un adulto para freír los ajos pelados y la guindilla en el aceite, a fuego lento. Cuando los ajos cojan un tono tostado (nunca negro), retirar rápidamente. Descartar los ajos y la guindilla.

2

Poner el bacalao en una cazuela con la piel hacia abajo, cubierto con agua, una hoja de laurel y unos cuantos granos de pimienta. Cocer 5 minutos, desde el momento que empiece a hervir.

3

Retirar el bacalao del agua. Cuando se haya enfriado un poco, retirar la piel y las espinas que le queden y ponerlo en el vaso del túrmix.

4

Calentar la nata unos segundos en el microondas.

5

A medida que batáis el bacalao con el túrmix, id vertiendo el aceite perfumado de ajos y guindilla y la nata caliente. El resultado debe tener una textura cremosa. Aunque este paso es mejor que lo haga un adulto, los niños pueden ayudar a añadir el aceite y los demás ingredientes lo que aumenta su capacidad de coordinación.

6

Tostar los piñones en una sartén o en el horno.

7

Rellenar los volovanes con la brandada de bacalao, coronar con piñones tostados y terminar con pimentón en polvo. Una tarea que ayudará a los más pequeños a prestar atención a los detalles y mejorar su concentración, centrándose en rellenar cada uno de los volovanes adecuadamente.