Pastel de chocolate blanco con frambuesas

  • DificultadBaja
  • Tiempo total45 mins
  • Comensales4 Personas
Pastel de chocolate blanco con frambuesas

Si hay una receta con el éxito asegurado es la del pastel de chocolate. Pero hoy vamos a hacerlo especial: vamos a olvidarnos del chocolate negro para hacer un pastel muy fácil y esponjoso con chocolate blanco y mermelada de frambuesas. Ideal para terminar un menú o para celebrar un cumpleaños de manera original.

Ingredients

Para la base
 80 g de galletas
 35 g de mantequilla
 50 g de mantequilla de frutos secos
Para el relleno
 400 ml de nata líquida
 4 huevos
 200 ml de leche
 5 hojas de gelatina
 40 g de azúcar panela (azúcar sin refinar ni blanquear)
 200 g de chocolate blanco
 Mermelada de frambuesa

Directions

1

Para la base del pastel: triturar las galletas hasta que parezcan arena y mezclarlas con las dos mantequillas a temperatura ambiente para obtener una textura compacta.

2

Forrar un molde de 15 centímetros de diámetro con papel vegetal. Verter en él la mezcla anterior y presionar la superficie con una cuchara para que tome la forma del molde. Reservarlo en la nevera.

3

Para el relleno: hidratar la gelatina, escurrirla y reservarla.

4

Separar las yemas y las claras de los huevos. Batir las yemas con el azúcar unos 3 minutos, hasta que se blanqueen.

5

Calentar la leche en el microondas durante 2 minutos. Verterla muy poco a poco sobre las yemas montadas sin dejar de batir para evitar que cuajen con el calor de la leche, hasta obtener una mezcla homogénea.

6

Poner la mezcla en un cazo y cocerla a fuego medio sin dejar de remover, para que no se formen grumos. Cuando se densifique la textura, añadir la gelatina e integrarla bien.

7

Apagar el fuego, trocear el chocolate blanco y añadirlo al cazo. Mezclar todo hasta que el chocolate se funda y se incorpore a la mezcla. Pasar el resultado a un bol para que se enfríe.

8

Montar la nata bien fría con unas varillas eléctricas hasta que forme picos firmes cuando levantemos la batidora.

9

Incorporar la nata a la mezcla de yemas y chocolate, poco a poco, con movimientos suaves y envolviendo la masa, para que la nata no pierda el aire, hasta que se consiga la textura de la mousse.

10

Echar la mitad de la mousse sobre la base de galleta reservada, extender por encima mermelada de frambuesas, y echar el resto de la mousse. Alisar la superficie y coronarla con un poco más de mermelada.

11

Dejar enfriar el pastel en la nevera al menos durante 4 horas para que quede muy cuajada.

Pastel de chocolate blanco con frambuesas

Para la base
80 g de galletas
35 g de mantequilla
50 g de mantequilla de frutos secos
Para el relleno
400 ml de nata líquida
4 huevos
200 ml de leche
5 hojas de gelatina
40 g de azúcar panela (azúcar sin refinar ni blanquear)
200 g de chocolate blanco
Mermelada de frambuesa
1

Para la base del pastel: triturar las galletas hasta que parezcan arena y mezclarlas con las dos mantequillas a temperatura ambiente para obtener una textura compacta.

2

Forrar un molde de 15 centímetros de diámetro con papel vegetal. Verter en él la mezcla anterior y presionar la superficie con una cuchara para que tome la forma del molde. Reservarlo en la nevera.

3

Para el relleno: hidratar la gelatina, escurrirla y reservarla.

4

Separar las yemas y las claras de los huevos. Batir las yemas con el azúcar unos 3 minutos, hasta que se blanqueen.

5

Calentar la leche en el microondas durante 2 minutos. Verterla muy poco a poco sobre las yemas montadas sin dejar de batir para evitar que cuajen con el calor de la leche, hasta obtener una mezcla homogénea.

6

Poner la mezcla en un cazo y cocerla a fuego medio sin dejar de remover, para que no se formen grumos. Cuando se densifique la textura, añadir la gelatina e integrarla bien.

7

Apagar el fuego, trocear el chocolate blanco y añadirlo al cazo. Mezclar todo hasta que el chocolate se funda y se incorpore a la mezcla. Pasar el resultado a un bol para que se enfríe.

8

Montar la nata bien fría con unas varillas eléctricas hasta que forme picos firmes cuando levantemos la batidora.

9

Incorporar la nata a la mezcla de yemas y chocolate, poco a poco, con movimientos suaves y envolviendo la masa, para que la nata no pierda el aire, hasta que se consiga la textura de la mousse.

10

Echar la mitad de la mousse sobre la base de galleta reservada, extender por encima mermelada de frambuesas, y echar el resto de la mousse. Alisar la superficie y coronarla con un poco más de mermelada.

11

Dejar enfriar el pastel en la nevera al menos durante 4 horas para que quede muy cuajada.