Momias sangrientas de carne

  • DificultadBaja
  • Tiempo total30 mins
  • Comensales4 Personas

Ingredients

Ingredientes
 2 láminas de masa brisa congelada
 400 g de carne picada de cerdo o mixta
 1 cebolla
 2 dientes de ajo
 sal
 pimienta negra
 aceite de oliva
 sésamo negro
 kétchup

Directions

Preparación
1

En un bol, mezclar la carne picada con la cebolla picada, un diente de ajo picado, sal y pimienta, hasta que queda una masa homogénea.

2

Separar esta mezcla en ocho porciones y darles forma de churro o de salchicha. Reservarlas unos minutos en la nevera.

3

Mientras, estirar la masa brisa sobre la encimera, ligeramente enharinada para que no se pegue. Con la ayuda de un adulto, hacer ocho tiras de unos tres centímetros de ancho y reservar el resto de la masa.

4

Sacar la carne de la nevera. Poner las porciones de carne encima de las tiras de masa brisa que acabamos de hacer y, con los dedos, hacer que la masa envuelva aproximadamente la mitad de la salchicha.

5

Utilizar la masa que nos ha sobrado para hacer tiras pequeñas y ponerlas encima de las salchichas para que queden como si fueran momias. Poner las momias en una bandeja con papel de hornear.

6

Hornear las momias 10-15 minutos a 180 ºC (con el horno precalentado) hasta que la carne se cueza y la masa quede dorada.

7

En el momento de servir las momias, añadir el kétchup para simular la sangre y hacer los ojos con unas rodajitas de ajo y un grano de sésamo negro.

Momias sangrientas de carne

Ingredientes
2 láminas de masa brisa congelada
400 g de carne picada de cerdo o mixta
1 cebolla
2 dientes de ajo
sal
pimienta negra
aceite de oliva
sésamo negro
kétchup
Preparación
1

En un bol, mezclar la carne picada con la cebolla picada, un diente de ajo picado, sal y pimienta, hasta que queda una masa homogénea.

2

Separar esta mezcla en ocho porciones y darles forma de churro o de salchicha. Reservarlas unos minutos en la nevera.

3

Mientras, estirar la masa brisa sobre la encimera, ligeramente enharinada para que no se pegue. Con la ayuda de un adulto, hacer ocho tiras de unos tres centímetros de ancho y reservar el resto de la masa.

4

Sacar la carne de la nevera. Poner las porciones de carne encima de las tiras de masa brisa que acabamos de hacer y, con los dedos, hacer que la masa envuelva aproximadamente la mitad de la salchicha.

5

Utilizar la masa que nos ha sobrado para hacer tiras pequeñas y ponerlas encima de las salchichas para que queden como si fueran momias. Poner las momias en una bandeja con papel de hornear.

6

Hornear las momias 10-15 minutos a 180 ºC (con el horno precalentado) hasta que la carne se cueza y la masa quede dorada.

7

En el momento de servir las momias, añadir el kétchup para simular la sangre y hacer los ojos con unas rodajitas de ajo y un grano de sésamo negro.