Manzanas asadas

  • DificultadBaja
  • Tiempo total35 mins
  • Comensales1 Personas

Las manzanas son una fruta tremendamente popular. Las encontramos en las fruterías todos los meses del año, son económicas y se pueden comer de múltiples maneras: crudas o cocinadas, y solas o combinadas con otros alimentos, en infinidad de recetas, tanto dulces como saladas. Además son muy saludables, si bien su impacto positivo sobre nuestro organismo depende de cómo las consumamos.

Hay que decir también que son un excelente prebiótico, es decir, son el alimento perfecto de los probióticos, microorganismos vivos que, en cantidades adecuadas, nos aportan beneficios. Esta función prebiótica se ve acentuada en el caso de las manzanas asadas, porque las manzanas contienen pectina, una de las fibras fermentables preferidas por esos microorganismos. Sin embargo, estos no pueden acceder a ella si no hay calor, de ahí que asarlas sea un buen método para conseguirlo.

Más allá de sus beneficios, lo cierto es que la manzana asada es un postre delicioso y sencillo donde los haya. No tiene misterio alguno, y es una muy buena forma de poner el broche a cualquier comida. Además, este postre es muy adecuado para los niños: si las aromatizas con un poco de canela, no solo conseguirás que los más pequeños coman fruta fácilmente, sino que también disfrutarán haciéndolo.

Recuerda que las manzanas asadas también sirven para preparar tu propia compota. Tan solo tienes que pelarlas, triturarlas y guardarlas en un tarro de cristal bien cerrado. Por supuesto, podrás comer esa compota sola o bien utilizarla en la elaboración de diversas recetas, en especial en pasteles y bizcochos, ya que se usa mucho como sustituto de las grasas, como la mantequilla.

Ingredients

 1 manzana
 4 cucharaditas de azúcar moreno
 2 cucharaditas de canela
 1 vasito de vino dulce

Directions

Manzanas asadas

1 manzana
4 cucharaditas de azúcar moreno
2 cucharaditas de canela
1 vasito de vino dulce