10 destinos para vivir la Semana Santa

19 Marzo, 2018

10 destinos para vivir la Semana Santa


La Semana Santa se celebra y se vive en España. Es una de las épocas del año que esperamos con ilusión. No solo por las vacaciones sino por la posibilidad de seguir una serie de tradiciones que forman parte de la identidad de cada localidad. Sin embargo, sí que es cierto que hay una serie de lugares que destacan por las características de su Semana Santa. Reunimos los 10 destinos para vivir la Semana Santa.

1. Sevilla

Sin duda es la reina de las citas en Semana Santa y está declarada fiesta de interés turístico internacional. Además de las procesiones, en las que participan más de 60 cofradías, y que se viven desde el ‘viernes de Dolores’ hasta el ‘domingo de Resurrección’ suele haber una intriga añadida: si los pasos podrán realizar sus recorridos. Si la lluvia se presenta impide muchas veces la salida o provoca que un paso tenga que recogerse en un templo del camino. Esto provoca fuertes sentimientos en los cofrades. El momento grande de la fiesta es la ‘Madrugá’, la noche entre el jueves y el viernes santo, cuando procesionan hermandades como la del Silencio, la de los Gitanos o la de la virgen de la Macarena. Si se puede disfrutar de los pasos y saetas desde un balcón es todo un privilegio aunque no es nada económico.

2. Málaga

Al igual que la de Sevilla es fiesta de interés turístico internacional y cuenta con desfiles de procesiones siguiendo los ‘tronos’ (pasos) que llenan las calles malagueñas desde el domingo de Ramos hasta el domingo de Resurrección. Las que se suelen destacar son las salidas de la ‘Pasión), que ocurre el lunes santo; y la congregación de ‘Mena’ que sale el jueves santo. Al igual que en Sevilla la visión más privilegiada se obtiene desde los balcones, pero también hay alternativas económicas como ‘la tribuna de los pobres’ que es una escalinata desde donde se esperan las procesiones y que permiten un descanso entre trono y trono.

3. Esparraguera (Barcelona)

La Semana Santa obtiene un gran impacto visual y emocional que conecta con el público asistente en Esparraguera. Los episodios de la vida, muerte y resurrección de Jesús se viven en esta localidad barcelonesa con escenificaciones teatrales que han logrado un lugar propio en el calendario nacional. Los vecinos de Esparraguera se vuelcan en su Semana Santa con una dedicación colectiva que se percibe desde el primer contacto con la localidad.

4. Valladolid

La Semana Santa en Valladolid es una de las fiestas más emblemáticas de la capital de Castilla y León y fiesta de interés turístico internacional. Durante esos días salen a la calle 104 imágenes a las que siguen sobrias y silenciosas procesiones en las que destacan las mantillas negras y los vestidos negros de las vallisoletanas. Las procesiones más famosas son las del ‘Sermón de las siete palabras’ y la procesión general de la Sagrada Pasión del Redentor.

5. Granada

El marco de ‘La Alhambra’ aporta un clima especial a su Semana Santa. La ciudad cuenta con 32 hermandades que cada año recorren el Zaidín, el Albacín, el Realejo y las estrechas callejuelas granadinas. El Cristo de los Gitanos es uno de los más seguidos y, sobre todo, es recomendable llegar con mucho tiempo para poder disfrutar de los pasos y de la pasión de los granadinos.

6. Zamora

Fiesta de interés turístico internacional. Se vive con mucho fervor en la ciudad y se cree que sus orígenes se sitúan en el siglo XII. Cuenta con 17 cofradías cuyas procesiones son sobrias y austeras y que son las encargadas de organizar todos los eventos que se programan. Teniendo en cuenta las fechas un punto de visita obligada es el ‘Museo de Semana Santa’ donde se pueden conocer los detalles de las esculturas de los pasos que procesionan esos días.

7. Cuenca

Une representación y procesiones en un trazado urbanístico medieval que traslada al visitante. La madrugada del ‘viernes Santo’ reúne una energía única con la procesión del Calvario o ‘Las Turbas’ cuando se representan las burlas dirigidas a Jesús acompañadas de toque de tambores y clarines sobrecogedores.

8. Pontevedra

La Semana Santa pontevedresa cuenta con una historia antigua, que se remonta al siglo XV, pero a lo largo del tiempo solo se conservó la procesión del ‘Santo Entierro’ hasta que en 1948 el sacerdote y artista pontevedrés Luis Pintos Fonseca promovió la recuperación de las antiguas celebraciones. Hoy, es una de las Semanas Santas más emblemáticas de Galicia.

9. Alcañiz (Teruel)

Durante los días de Semana Santa, y dentro de los 9 pueblos de la ‘Ruta del tambor y el bombo’, Alcañiz destaca por el incesante sonido de sus tambores y bombos. Desde que, en viernes Santo, arranca la procesión del pregón acompañada por miles de tamborileros que acompañan a las imágenes que procesionan por las calles de la localidad, se inicia una celebración sin igual. En la procesión de la ‘Soledad’ los tambores crean una atmósfera de tristeza que no cesa en toda la noche. A la procesión del ‘Santo Entierro’ no faltan tampoco y allí coincidente con todo tipo de figuras bíblicas y portadoras de ‘tortas benditas’.

10. San Vicente de la Sonsierra (La Rioja)

Es fiesta de interés turístico nacional y su peculiaridad reside en el acto de fe que realizan los ‘disciplantes’ que se golpean la espalda de forma continuada con una madeja (picaos). Lo hacen durante las procesiones y los Viacrucis y se respeta en todo momento su anonimato. Esta tradición cuenta con sus estatutos desde 1551 en los que se recogió una costumbre muy arraigada.

Ventajas relacionadas