¿Quién era Pichichi?

10 Octubre, 2017

¿Quién era Pichichi?


Pichichi es sinónimo de goleador para cualquier aficionado al mundo del fútbol en España. Desde la temporada 1952-53, el diario deportivo ‘Marca’ entrega todos los años un trofeo con ese nombre al máximo goleador de la Liga. Dada su popularidad, se denomina Pichichi al máximo goleador de cualquier campeonato. Pero … ¿Quién era Pichichi?. La respuesta hay que buscarla en los albores del fútbol en España. En 1911 empezó a jugar amistosos con la camiseta del Athletic de Bilbao el joven Rafael Moreno Aranzadi, al que todos conocían con el sobrenombre de Pichichi. Fueron sus primeros compañeros de juegos los que, al ser el más pequeño de la cuadrilla, le bautizaron así.

Nacido en la capital vizcaína, Pichichi era sobrino del escritor Miguel de Unamuno. Desarrolló su carrera en un momento en el que el fútbol empezaba a levantar pasiones en España, pero en el que todavía no se disputaba un campeonato de Liga de ámbito estatal. Con todo, Pichichi pronto se convirtió en una estrella en su ciudad.

Disputó su primer partido oficial con el Athletic el 17 de marzo de 1913 frente al Real Madrid. El encuentro acabó con victoria de los vizcaínos por 3 a 0. Unos meses después, 21 de agosto de 1913, Pichichi entró para siempre en la historia del Athletic de Bilbao al marcar el primer gol el día de la inauguración del estadio de San Mamés.

A lo largo de toda su carrera, Pichichi solo defendió los colores del Athletic. Jugaba de extremo izquierdo y tenía una enorme facilidad para marcar goles. Hizo 68 en los 72 partidos que disputó en el Campeonato Regional vizcaíno y otros 10 goles más en 17 partidos del Campeonato de España. Cifras que lo convirtieron en uno de los mejores goleadores de la época.

Las crónicas de la época revelan su facilidad para el remate tanto con los pies como con la cabeza y su habilidad en el regate. Pichichi, que jugaba siempre con un pañuelo en la cabeza, era un consumado especialista en el lanzamiento de penaltis.

Sus últimos años como futbolista no fueron fáciles. Su rendimiento cayó en picado y la afición de San Mamés pedía su retirada. Finalmente, Pichichi colgó las botas en 1921 con 29 años para iniciar una carrera como árbitro. Sin embargo, el 1 de marzo de 1922, Pichichi moría antes de cumplir los 30 años. Las causas de su muerte nunca fueron esclarecidas, aunque la versión más aceptada es que se debió a un proceso tifoideo por ingerir unas ostras en mal estado.

Su prematura desaparición acrecentó la leyenda de Pichichi entre los seguidores del Athletic. En 1926, San Mamés le rindió un homenaje ubicando un busto del jugador, obra del escultor Quintín de Torre Berastegui, en la grada de la Misericordia. La pieza cambió de ubicación en tres ocasiones, la última con motivo de la construcción del Nuevo San Mamés. En el nuevo estadio, el busto de Pichichi se encuentra a la salida del túnel de vestuarios. La tradición exige que los capitanes de los equipos que visitan por primera vez el coliseo bilbaíno depositen un ramo de flores en el busto del legendario delantero en señal de respeto.

Ventajas relacionadas