Ahorrar tiempo en la cocina: la lista de la compra

10 Enero, 2018

Ahorrar tiempo en la cocina: la lista de la compra


Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar cualquier lista de la compra es el menú que cocinaremos esa semana. Algo mucho más sencillo de lo que imagináis, ya que nuestros hábitos suelen llevarnos a preparar más o menos los mismos primeros y segundos platos. De ese modo, tendréis un menú semanal que os servirá para realizar la lista de la compra, ya que bastará con conocer los ingredientes que necesitaréis para preparar estos platos.

No olvidéis incluir la merienda, el desayuno y los posibles snacks para picar entre horas. Todo tiene que estar previsto.

Tomad nota

Ahora que ya sabéis lo que vais a comer, solo falta apuntar los ingredientes:

  1. No importa qué soporte utilicéis (el que os resulte más cómodo), pero evitad usar la memoria para este tipo de tareas. A veces, por pereza, vamos al supermercado con una lista mental, pero al llegar a casa lo más probable es que descubramos que nos hemos olvidado alguna cosa. Así que mejor coger libreta y lápiz y apuntar uno por uno todos los ingredientes. Otra opción es apuntarlo todo en un imán de nevera en forma de lista de la compra y, después, fotografiarlo con el teléfono móvil antes de salir de casa para tener la lista a mano una vez en el supermercado. Y los más conectados seguro que ya contáis con aplicaciones para móviles que ofrecen este servicio. ¡Aseguraos de tener batería y listo!
  2. Recordad que hay que tener en cuenta la caducidad de los alimentos: hay productos de larga duración, como las conservas y la leche pasteurizada, mientras que hay otros que se estropean más rápidamente, como las frutas y las verduras. Para ahorrar tiempo, podéis hacer una compra mensual de los primeros productos (aquellos que aguantan más tiempo, incluidos los artículos de limpieza y del hogar), de modo que tendréis provisiones para todo el mes y la compra semanal se reducirá a los productos frescos, pensados según el menú diseñado para la semana. Este sistema también tiene la ventaja de que nada se pondrá malo ni se tendrá que tirar. Además, al dividirla así, la compra suele ser más pequeña y por lo tanto, ¡tardaremos menos en hacerla!

Con trucos eficaces como estos ahorraréis tiempo y agilizaréis una tarea que, de otro modo, podría resultar aburrida y pesada. Os animamos a seguir estos consejos: veréis cómo la lista de la compra se convierte en algo rápido y casi automático. ¡La organización es la clave del éxito!

Ventajas relacionadas