5 claves para que vuestros hijos coman verduras

06 Febrero, 2018

5 claves para que vuestros hijos coman verduras


¿Cada vez que preparáis verdura termina por todos lados menos en la boca de vuestros hijos? Si pensabais que la batalla estaba perdida, no os deis por derrotados. Dicen que del amor al odio hay un paso y al revés. ¡Seguir estos sencillos trucos para que vuestros hijos se conviertan en amigos de las verduras!

  1. Las verduras son una fuente esencial de vitaminas que los mantienen fuertes, sanos y activos. Así que como todos los hábitos alimentarios, estos se establecen en los primeros años de vida y lo mejor es incorporar la verdura desde bien pequeños, lo antes posible para que los interioricen como un plato más de su dieta equilibrada.
  2. No olvidéis que, como cualquier otra tarea, necesitareis constancia y paciencia para conseguirlo. Así que hacerlo poco a poco y no os preocupéis si vuestros pequeños os rechazan alguna vez la verdura, en este caso no los forcéis ni los retéis, ya que podrían asociar las verduras como un castigo.
  3. Es importante no caer en la monotonía y tener recursos para no aburrirlos. Es decir, si al pequeño no le ha gustado la judía verde triturada.... ¿Por qué no probáis con la zanahoria hervida? No solo el gusto es distinto, sino también el color, la textura y la presentación. Así que ponerle imaginación y preparar la verdura en todas sus formas posibles: cremas, purés, sopas, guisadas, en ensaladas... Los pequeños son muy creativos y si les damos siempre el mismo plato se aburrirán.
  4. Además, tener bien presente que la comida entra primero por los ojos, así que no hagáis un plato único de verdura y procurar servirla junto al segundo plato de manera atractiva. No es lo mismo comer coliflor que una coliflor gratinada acompañada de pollo al horno, ¿verdad? ¡Ser listos y preparar los platos jugando con las mil posibilidades que ofrecen! De este modo los pequeños pueden combinar la verdura con sus comidas favoritas.
  5.  Visto así parece que la responsabilidad recae únicamente en vuestros hijos, pero los padres también tenéis una tarea importante que cumplir. Sois el referente a seguir para ellos, así que predicar con el ejemplo y comer verdura con ellos. De esta forma, no sólo lo aprenderán, si no que comer verdura será otra actividad más con la que compartir y divertiros con vuestros hijos.

 

Estas directrices sencillas os ayudarán a superar uno de los obstáculos a la hora de conseguir que los más pequeños coman de todo y podréis ser creativos para disfrutar comiendo toda la familia. Así que, ¿qué tal una quiche de verduras para cenar esta noche?

Ventajas relacionadas