3 Trucos para lograr las croquetas perfectas

02 Marzo, 2018

3 Trucos para lograr las croquetas perfectas


Si no sabes preparar unas croquetas no puedes presumir de cocinillas. La cuestión es, ¿son perfectas o podrías mejorarlas? Te damos tres trucos para que te conviertas en un experto croquetero.

  1.  Elabora una bechamel a la altura. Grumos, demasiado sabor a harina, demasiado líquida, demasiado espesa… La bechamel es parte fundamental del éxito de una croqueta. Si no dominas su elaboración dificilmente podrás llegar a preparar la croqueta perfecta. Algunos consejos para conseguir una bechamel clásica, cremosa y deliciosa son tamizar la harina con un colador para evitar los grumos, cocinar bien la harina para que su sabor no domine en el resultado final, no dejar de remover ni un momento cuando le añadamos la leche, no excedirse con las especies o cocinarla al baño maria. Si aún así nos ha quedado algún grumo podéis fulminarlo con la batidora o colar la salsa con un colador muy fino.
  2.  Sustituye el pan rallado por panko. Es el mismo ingrediente pero mucho más ligero. Por si nunca has oido hablar de este ingrediente debes saber que el panko es el pan rallado típico de países asiáticos como Japón, Tailandia o Vietnam. A diferencia del nuestro se elabora solo con la miga del pan desmenuzada, no polvorizada, cuando está fresco, nunca tostado. Y en los últimos años se ha hecho muy popular entre los restaurantes de nuestro país, de tal modo que muchos lo usan para rebozar todas las frituras, no solo las croquetas. La miga de pan asiática absorbe mucho menos aceite que el pan rallado convencional, de manera que el resultado es una croqueta mucho más suave y menos aceitosa, extraordinariamente crujiente. Lo reconocerás por su aspecto, la croqueta queda más rugosa, y por su sabor, muy característico, ya que el pan japonés se elabora con un poco de leche. Notarás la diferencia.
  3. Utiliza ingredientes de primera calidad. De cocido, de pollo, de jamón, de espinacas, de boletus, de bacalo, de quesos… Cuando hablamos de croquetas todos los ingredientes son válidos pero, para que sean perfectas, estos tienen que ser de la mejor calidad. Compra productos de proximidad, en establecimientos que te den confianza y garantías. Usa un pollo de payés antes que el animal envasado en porexpan; si el jamón no puede ser ibérico hazlas con jamón del país, eso sí, con el mejor que puedas encontrar; lo mismo con el queso y que las espinacas sean frescas y no congeladas, igual que el bacalao.

Ventajas relacionadas