¿Qué es mejor para pasear a nuestro perro el arnés o el collar?

El paseo es uno de lo momentos en los que más disfrutamos del vínculo que hemos establecido con nuestro perro. Así que es lógico que queramos que sea un momento placentero, pero también seguro. La duda sobre qué es mejor utilizar un arnés o un collar es muy habitual, especialmente, si se trata de un perro grande o muy nervioso.

La veterinaria etóloga Cristina Ortega nos aclara en el video que no existe una única respuesta a la pregunta de que es mejor el collar o el arnés. Ortega asegura que “dependerá del tamaño del animal, de la raza, de la edad, de la condición física que tenga”. Incluso, en ocasiones, también puede ser un condicionante la situación física de la persona que acompaña al perro en el paseo.

La veterinaria afirma que “lo ideal es que se acostumbren al arnés y al collar y utilizaremos uno u otro dependiendo de la situación”. En definitiva, el objetivo prioritario es que nuestro perro “vaya a pasear de formar cómoda y de forma segura”. Dos condiciones que siempre son prioritarias cuando nos desplazamos con nuestra mascota.

En el video, Ortega nos detalla los principales tipos de arneses y correas que podemos encontrar en el mercado. “Hay los arneses antitirones, que son para perros que estiran demasiado de la correa”, explica. Este tipo de arneses “también sirven para personas que tengan algún tipo de incapacidad para pasear los perros y es una forma segura de pasear con ellos”. Y hablando de seguridad, el normal sujeta todo el cuerpo del perro y, por lo tanto, trasmite una mayor sensación de control.

En cuanto a los collares, además del normal, Ortega destaca que “el collar de cabeza es ideal para animales que tengan problemas durante el paseo, pero hay que tener cuidado de no hacerle daño al tirar”.