¿Qué puedo hacer para que mi perro no se maree?

Es habitual que muchos perros se mareen al viajar en coche. El estrés y la ansiedad son habituales en los primeros viajes para muchas mascotas. En muchos casos, el tema se resuelve con el paso del tiempo, cuando el perro se acostumbra al vehículo y al movimiento.

La veterinaria Carme Casas nos proporciona cuatro consejos para facilitar el proceso y evitar que nuestro perro pase un mal rato cuando viaja. El primer paso es habituar al perro al coche y para ello debemos animarlo a subir al vehículo cuando este parado. Dentro, nuestra mascota debe encontrar algunos de sus juguetes que le ayudarán a sentirse más cómodo.

Superada esta fase, cuando nuestro perro se encuentre cómodo en el coche parado, debemos empezar “realizando algunos trayectos cortos”. De este modo, se habituará al movimiento. Casas destaca la importancia de “acordarnos siempre de darle un premio cuando salga del coche”.

El tercer consejo de la experta es que el perro “suba al coche en ayunas”. De este modo, reducimos sensiblemente las posibilidades de vomitar en el vehículo.

En el caso de que ningunos de los consejos anteriores dé resultado, Carme Casas nos propone que acudamos al veterinario. “Nos recetará un fármaco que mejore tanto su estrés como su mareo”, asegura la experta.

Por último, Casas nos recuerda que hemos de ser más pacientes con los cachorros, que son más propensos a marearse “al no tener el sistema auditivo completamente desarrollado”.