¿Por qué se estresan los gatos y como podemos ayudarlos?

La veterinaria María Pifarré nos explica que los gatos “han de tener controlado su entorno”. La experta señala que “cualquier cambio hará que nuestro gato se estrese”. No siempre le resulta fácil volver a la normalidad, ya que “se acuerdan de las situaciones”. Por esa razón, “necesitamos tratar a nuestra mascota, aunque hayan desaparecido las causas del estrés”.

Cualquier cambio en el comportamiento habitual de nuestro gato puede ser un indicio de que está estresado. La veterinaria nos recuerda lo que nunca debemos hacer si pensamos que nuestro gato está estresado: “ni gritar, ni ponernos nerviosos, ni pegar, ni hacer ruidos fuertes ni movimientos bruscos”.

Pifarré nos recomienda que intentemos calmarlo. Dejarlo solo y, poco a poco, volver a aproximarnos. “Y, sobre todo, utilizar estímulos positivos”, concluye.