9 alimentos peligrosos para un gato

Lácteos, uvas, pasas, chocolates, pescados crudos, aguacate, nueces de Macadamia, cebollas y ajos

Jorge Castro, veterinario Especialista Europeo en Medicina Interna (ECVIM-CA) explica las consecuencias que pueden tener en nuestro gato ingerir una serie de alimentos que pueden quedar a su alcance pero que son tóxicos para nuestra mascota y que pueden provocar problemas que requieran una visita de urgencia al veterinario y la administración de un tratamiento posterior en casa. Diarreas, vómitos, deshidratación, pérdida de apetito, signos neurológicos graves, debilidad, temblores o anemia son algunos de los problemas o síntomas que se puede encontrar el propietario de un gato que ingiera alimentos como: lácteos, uvas, pasas, chocolate, pescados crudos, aguacate, nueces de Macadamia, cebollas o ajos.

Los productos lácteos, pueden generar vómitos y diarreas debido a que son intolerantes a la lactosa. Las uvas y las pasas pueden generar un fallo renal que se traduce en vómitos, diarreas, que el animal se deshidrate y no quiere comer” explica el veterinario Jorge Castro que continúa señalando que “los chocolates pueden generar principalmente vómitos, diarreas y signos neurológicos muy graves” y que el pescado crudo tampoco le sienta bien al gato ya que la enzima tiaminasa que contiene destruye buena parte de su vitamina B.

El aguacate también puede generar vómitos, diarreas y signos neurológicos y las nueces de Macadamia, en ellos también generan debilidad y temblores muy marcados” destaca el veterinario. “Las cebollas y los ajos que pueden generar una anemia hemolítica muy grave en nuestro paciente” concluye Jorge Castro con la advertencia de no dejar a su alcance alimentos prohibidos para gatos.