Cómo acostumbrar a un gato a meterse en el transportín

Las técnicas fundamentales para lograr que el gato entre en el medio de transporte que más le protege

La veterinaria del ‘centre veterinari del Barri Llatí‘, Maria Pifarré y especialista en clínica de pequeños animales aporta las técnicas fundamentales para lograr que el gato entre en el medio de transporte que más le protege para hacer un viaje. “Recordad que no podemos llevarlo en brazos, siempre tendrán que estar resguardados. Para ello tenemos los transportines, ya sean rígidos, ya sean de tela o incluso con ruedas” explica la veterinaria. “Para hacerlos más agradables podemos utilizar un cojín, o una mantita o algún juguetito al igual que hacemos cuando queremos que usen el rascador. Y luego utilizar también feromonas faciales que hagan la experiencia menos traumática. A la vuelta recordad siempre que debemos lavarlos con agua y jabón” completa Pifarré.

Podemos empezar a acostumbrar al gato al transportín si es que no quiere entrar por su cuenta en él. “Lo que podemos hacer es cogerlo a él con un brazo y con el otro mover el transportín hasta que el gato se deslice dentro” enseña la especialista en veterinaria de pequeños animales.

Por último, si el gato continúa sin querer entrar “ponemos el transportín boca arriba y deslizamos al gato hacia abajo” concluye la veterinaria.