¿Cómo detectar si nuestro hijo está sufriendo bullying?

¿Cómo detectar si nuestro hijo está sufriendo bullying?

Las estadísticas de los adolescentes que sufren bullying son cada vez más escandalosas. Ana García, psicóloga experta en este tipo de casos, explica que “1 de cada 10 adolescentes sufre bullying y solo una tercera parte se lo comunica a los padres”. De hecho, una de las principales dificultades de este tipo de acoso que se produce entre compañeros de clase o de escuela es la resistencia de los jóvenes afectados a compartirlo con sus padres o con los profesores. Este aislamiento no hace más que complicar el problema, ya de por si muy complejo. En estas circunstancias, es muy importante que los padres conozcan las señales de alarma que puede revelar que su hijo está sufriendo un problema de acoso.

La experta señala que el aspecto más evidente de los jóvenes que sufren bullying es un cambio en su carácter.  García destaca que, de repente, “vemos que están más nerviosos, o más irascibles que de costumbre”. En ocasiones, este cambio de carácter se traduce en “una mayor tristeza”.

Un segundo síntoma tiene que ver con la negativa a ir a la escuela o por quedar con los compañeros. Y la tercera, según explica Ana García, tiene que ver con la aparición de “signos psicosomáticos como vómitos, diarreas, dolores de barriga y con ello evitan hacer ciertas cosas”.

Por último, el cuarto de los síntomas reconocibles, “es que haya una disminución en el rendimiento académico y también aparece una baja autoestima e inseguridad”. También es habitual que verbalicen “mensajes despectivos hacia ellos mismos”.

La experta destaca que si los padres detectan que su hijo puede estar siendo víctima de bullying deben generar “un ambiente seguro donde el niño se sienta completamente cómodo y confiado para poder expresar cualquier cosa que le ocurra”.