¿Cómo motivar a nuestros hijos tras un suspenso?

Con la llegada de la Navidad también recibimos las primeras notas escolares del curso. ¿Qué podemos hacer si los resultados han sido malos? ¿Cómo debemos afrontar la situación? Cristina García, psicóloga sanitaria, nos proporciona unas pautas para analizar el posible origen del problema y buscar soluciones.

“Lo primero es valorar cuáles son las causas”, explica García. La psicóloga explica que “en el caso de no tener un hábito de estudio planificar, hacer un horario, supervisar la agenda nos puede ayudar”. Si el origen de los suspensos es la falta de técnicas de estudio “debemos enseñarles cómo estudiar a su manera: resúmenes, esquemas, …”.

Si la causa tiene que ver con “una dificultad de aprendizaje, como puede ser una dislexia, una disortografía, una discalculia o un déficit de atención es importante hacer una exploración y buscar la intervención adecuada”, asegura.

Por otra parte, la causa del bajo rendimiento escolar puede deberse a un bloqueo provocado por la ansiedad. En ese caso, García recomienda “quitar la presión al resultado y si es necesario ir al psicólogo”.

Cristina García recuerda que “aunque los resultados del primer trimestre no hayan sido buenos, estamos a tiempo de remontar”.