Trucos para limpiar el microondas

El microondas es uno de los electrodomésticos que más usamos para cocinar, por su practicidad, su rapidez y su simplicidad. Pero, precisamente por eso, suele ser de los que más se ensucian: salpicaduras, grasa, restos de comida… Limpiarlo de forma adecuada es un punto esencial para deshacernos de toda esa suciedad, así como de posibles bacterias y malos olores. Y, por supuesto, para que nuestros platos queden lo mejor posible y para que la vida de nuestro microondas sea bien larga.

Sabemos que, después de cocinar en el microondas (que se suele usar para preparar algo rápido), en lo último que pensamos es en ponernos a limpiarlo. Pero la verdad es que es muy fácil, con un par de veces al mes suele ser suficiente y se puede hacer de forma muy económica. En los supermercados podemos encontrar diversos productos de limpieza, pero también podemos usar productos naturales que tenemos en casa, que seguro que son mucho más baratos y que también funcionan.

Algunos de los productos estrella de limpieza caseros son el limón, el vinagre y el bicarbonato. El limón, aparte de limpiar, también aromatiza. El vinagre y el bicarbonato son desinfectantes muy potentes. Y con estos productos, con una buena bayeta y una esponja ya tendríamos todo lo necesario para dejar el horno como una patena.