Lima y limón: ¿en qué se diferencian y qué usos podemos darles?

Lima y limón: ¿en qué se diferencian y qué usos podemos darles?

Estas dos frutas son parecidas en apariencia, textura y hasta en el nombre, pero en realidad esconden diferencias. Vamos a verlas.

Los limones y las limas son dos frutas que pertenecen a la misma categoría de cítricos y que a menudo se usan indistintamente porque tienen algunas similitudes. De hecho, más allá de la apariencia comparten propiedades beneficiosas, lo cual puede hacer pensar que ambas frutas tienen el mismo impacto en nuestro organismo.

Ambas frutas contienen antioxidantes, esos grandes aliados que protegen el cuerpo de ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Su contenido en fibra también es prácticamente idéntico, así como el nivel de carbohidratos y las calorías. Además, contienen limoneno, un compuesto que se encuentra en la cáscara de ambos cítricos y que tiene, entre otros, un efecto anticancerígeno.

Sin embargo, hay otras propiedades nutricionales que son distintas, y si sabemos usar cada una de las frutas de la forma adecuada, podremos exprimir todos sus beneficios de forma óptima. ¿Cuáles son las diferencias más remarcables entre estas dos frutas y los usos más comunes para cada una de ellas? Veámoslo:

Vitamina C

De las dos, la fruta que tiene más contenido en vitamina C es el limón, y aunque la lima también tiene, lo mejor para combatir resfriados, fabricar colágeno o absorber hierro es tomar zumo de limón natural.

Vitamina A

En este caso, la lima es la ganadora, ya que aporta más vitamina A, de manera que contribuye más a mejorar nuestra visión o el ciclo reproductivo.

Depurar el organismo

Beber agua con limón en ayunas todas las mañanas tiene muchos beneficios a corto y largo plazo. Desintoxica, proporciona minerales, como el potasio, mejora la circulación de la sangre y la inmunidad, y cuida los riñones. Además, si el agua está caliente, aumenta el calor corporal y se acelera el metabolismo, lo cual contribuye a la pérdida de peso.

Cuidado de la piel

El limón es muy usado para cuidar la piel, ya sea en forma de mascarillas, como exfoliante o en crema. Destaca especialmente su propiedad de atenuar las manchas de la piel y suavizar el acné, ya que tiene propiedades astringentes.

¡Qué ácido!

Si quieres consumir cítricos pero no eres especialmente amante del ácido, deberías optar por el limón. Pese a que ambas frutas son ácidas, los limones tienen un regusto algo más dulzón, lo que atenúa un poco ese sabor tan agresivo. Además, y aunque pueda parecer paradójico, favorece la alcalinidad del organismo, lo que combate el cáncer. Eso sí, siempre es aconsejable mezclarlo con algún tipo de líquido o comida, puesto que el consumo de limas y limones puros puede perjudicar el esmalte dental.

En la cocina: recetas, bebidas refrescantes, cócteles…

La lima da menos jugo que el limón, pero es más aromática. Ambas frutas se usan en bebidas y, aunque normalmente el limón se destina más a la preparación de limonadas, o como acompañamiento de alguna bebida ya preparada, y la lima es más usada en cócteles, al final es cuestión de gustos.

En relación con la comida, el jugo de limón es muy usado en aliños para ensalada, para marinar y para pescados, mientras que el jugo de la lima es más habitual en arroces y pastas, y también con la carne y el pescado. Ambos se usan indistintamente para evitar la oxidación de algunos alimentos (por ejemplo, el aguacate cuando preparamos guacamole).

… ¡y postres!

Con la cáscara y el jugo del limón, damos sabor a la leche merengada, a bizcochos y galletas, a tartas y pasteles. La lima también se usa en repostería para elaborar la tarta de lima, por ejemplo, e incluso para dar cierto toque de color a los platos. Cuando de limas y de limones se trata, no tires nada. ¡Aquí se aprovecha todo!

Limpieza del hogar

Finalmente, resulta que estos cítricos también se pueden usar en los productos de limpieza del hogar. El limón está presente en ambientadores, popurrís y líquidos para limpiar, y la lima se suele usar más en perfumes y para aromaterapias.