Habas: ¿qué nos aportan y cómo cocinarlas?

Habas: ¿qué nos aportan y cómo cocinarlas?

Primavera es sinónimo de temporada de habas. Estas legumbres suelen ser muy queridas o muy odiadas, y la verdad es que no hay mucho término medio. Parece que, popularmente, tienen más aceptación y se disfrutan más cuando se consumen en forma de fabada, pero con las habas se pueden preparar muchos otros platos deliciosos. A menudo, el problema suele ser que se juzgan negativamente porque no se sabe cómo cocinarlas.

No olvidemos que, además, las habas son unas legumbres que tienen propiedades muy beneficiosas para nuestra salud, como por ejemplo: tienen un gran contenido en fibra y proteínas vegetales; tienen muy pocas calorías y un buen poder saciante, con lo que son muy útiles para ayudarnos a controlar el peso; su cantidad de ácido fólico las hace interesantes para prevenir la anemia y potenciar la creación de glóbulos rojos, y además tienen vitamina B1, lo que aumenta los niveles de oxígeno en la sangre. Ah, y su índice glucémico es bajo.

Tanto si las habéis probado y no os han gustado, como si directamente os negáis a comerlas por prejuicios previos, os pedimos que les deis una oportunidad a las habas con esta receta que os ofrecemos. Os prometemos que quedan estupendas, e igual hacen que a partir de ahora las habas estén en vuestra cesta de la compra, porque habéis aprendido a amarlas o porque queréis aprovechar todas sus propiedades. O con un poco de suerte, por los dos motivos.