Se les ha de decir la verdad a los niños

Si hoy hay términos como ‘esferificación’, ‘espuma’ y ‘sifón’ que no nos suenan a chino es gracias a Ferran Adrià, un genio culinario sin el cual no se entendería la gastronomía moderna, y cuya influencia encontramos, todavía hoy, en muchos restaurantes de alrededor del planeta.

Tras cerrar El Bulli, el restaurante de Cala Montjoi (Alt Empordà) que lo lanzó al estrellato gastronómico mundial, Adrià se ha centrado en labores de divulguación e investigación en El Bulli Lab.

 y dando conferencias y asesorando a restaurantes y cocineros de todo el planeta. Como resultado de esta tarea de investigación y divulgación, ya podemos encontrar los primeros volúmenes de la Bullipedia, una obra que aspira a recoger todo el conocimiento existente alrededor de la alimentación.

Se ha debatido mucho hasta qué punto hay que explicar la verdad sobre la creación y la innovación, tanto a los niños como a los adultos. Todo el mundo puede crear, pero la cuestión es qué nivel se puede alcanzar con esa creatividad. No es cierto que todos seamos igual de creativos, ni tampoco que solo con creatividad se pueda aspirar a ser el mejor en un campo. Así que mentir sobre esta cuestión a los más pequeños y asegurarles que todo es posible no parece una buena idea y, desde luego, no les va a beneficiar. Ser el número uno en innovación requiere un talento, un esfuerzo y un entorno extraordinarios.