10 caminatas urbanas para hacer en familia

10 caminatas urbanas para hacer en familia

Pasear por la ciudad puede ser un magnífico plan para hacer en familia, además de un ejercicio saludable. Estamos acostumbrados a desplazarnos por la ciudad. Ir de un punto a otro casi siempre con prisas y sin tiempo de disfrutar del entorno. Estas 10 caminatas urbanas están pensadas para que nos fijemos en el paisaje que nos ofrecen las 10 ciudades seleccionadas. 10 propuestas para disfrutar tanto si vivimos en la ciudad seleccionada como si estamos de visita.

Se trata de rutas no muy exigentes en el plano físico, que podemos hacer con niños, y con mucho contenido. Además, el entorno urbano nos permite, con gran facilidad, fraccionar o interrumpir la caminata en cualquier momento, si estamos cansados o no disponemos de tiempo, y regresar al punto de origen en trasporte público. Por esa razón, no siempre indicamos un punto concreto de finalización de cada ruta ni una duración determinada. El objetivo es disfrutar de 10 lugares maravillosos.

1. ‘Ávila monumental’

avila-monumental

Ávila nos propone una gran cantidad de rutas y recorridos muy interesantes. Hemos elegido una de esas posibilidades, que arranca en el Palacio de Serranos, el la Plaza de Italia.  De ahí nos encaminaremos a la Casa del Conde Orgaz, a la que llegaremos a través de la calle Lesquinas. Más adelante, nos encontraremos con la Plaza de los Jerónimos, donde se sitúa el convento de Adoratrices, una construcción repleta de historia.  A través de la calle de Eduardo Marquina nos aproximaremos a la plaza de Santa Ana, donde se encuentra el Monasterio de Santa Ana y la Ermita del Cristo de la Luz. Desde este punto, nos podemos dirigir a la Plaza del Mercado Chico, la plaza Mayor de Ávila, o dirigirnos al Monasterio de San José.

2. ‘Recorriendo la nueva Barcelona’

barcelona

En los primeros años de este siglo, Barcelona ha culminado la urbanización del extremo de la Avenida Diagonal que toca al mar. Esta arteria atraviesa la ciudad de punta a punta. Se trata de una zona con su propia personalidad, en la que conviven edificios de gran altura con vistas al Mediterráneo, con zonas abiertas muy agradables para el paseo. Además, la Diagonal, también en esta zona, ofrece una oferta comercial y de restauración muy amplia. Se puede llegar hasta esta zona en metro, en autobús, o en un moderno tranvía. Si disponemos de tiempo y tenemos ganas de una caminata larga, podemos empezar el recorrido al pie de la plaza de las Glorias, justo en la torre Agbar, que ya se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad, y dirigirnos hacia el mar, en el que encontraremos otro edifico singular, el espacio que acogió el Fórum de las Culturas. Si lo preferimos, también podemos iniciar el paseo en el extremo más próximo al mar, donde podemos caminar por el Parc Diagonal, repleto de plantas aromáticas.

3. ‘Un paseo por el corazón de Madrid’

madrid

El Parque del Buen Retiro de Madrid nos ofrece un escenario ideal para un paseo, pero es esta ocasión proponemos que sea solo el punto de partida de una caminata que recorre alguno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. El siguiente punto puede ser la plaza de Cibeles, en la que se encuentra el Palacio de Cibeles, que es la actual sede del Ayuntamiento de la ciudad. Descendiendo por el Paseo del Prado, llegaremos a otra fuente, la de Neptuno, muy cerca del Museo del Prado. Un espacio que también nos permite pasear rodeado de algunos de los mayores tesoros de la Humanidad. Pero ese es otro paseo, sin duda muy recomendable. Sin embargo, esta caminata continua por la Carrera de San Gerónimo, pasando muy cerca de otro museo: el Thyssen, para detenernos frente a los leones del Congreso de los Diputados. Desde ahí, iremos hasta la Puerta del Sol y nos situaremos en el mítico kilómetro cero, ubicado a los píes del que, sin duda, es uno de los campanarios más reconocibles de España, ya que las televisiones retransmiten las campanadas de fin de año en este punto. La plaza ofrece muchos otros atractivos, pero sugerimos seguir caminando hasta la Plaza Mayor y luego a la Plaza de la Villa para llegar a la Catedral de la Almudena. El siguiente objetivo es el Palacio Real y, no muy lejos de este edificio histórico, se encuentra el Templo de Debod, un templo egipcio original situado en el corazón de Madrid.

4. Rutas por el centro de Alicante

alicante

Esta ruta transcurre por tres calles peatonales del centro de Alicante: San Francisco, Mayor y Villavieja. Se trata de un recorrido agradable y pensado para toda la familia. En la Calle San Francisco, los más pequeños podrán disfrutar de una zona de parque infantil con toboganes. Pero el recorrido por esta vía tiene otros atractivos, como el camino de baldosas amarillas y verdes salpicado de unas curiosas setas. Tras atravesar el Portal de Elche, donde conviene fijarse en los ficus centenarios, la caminata continúa por la Calle Mayor, una de las más comerciales de la ciudad. En la Calle Villavieja concluye esta ruta. En esta parte se concentran algunos de los locales más alternativos y personales de Alicante, entre los se encuentran talleres de escritura, acuarela, actuaciones en directo… Al final de la caminata, se puede visitar el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA) y la Basílica de Santa María.

5. ‘Un recorrido por el centro de Valencia’

valencia

Nuestro recorrido por el centro de Valencia podría empezar a los pies de la antigua muralla de la ciudad, concretamente en la Puerta de Serranos. Desde ahí nos dirigiremos a la Plaza del Ayuntamiento atravesando buena parte del centro histórico de la ciudad. Pasaremos por la Plaza de la Virgen, la Catedral de la ciudad y la Plaza de la Reina. Desde este punto nos desviaremos hasta la iglesia de San Juan del Hospital, la más antigua de Valencia. Luego regresaremos siguiendo nuestros pasos para encaminarnos hacia el Mercado Central, que se puede visitar por las mañanas. De ahí a la Plaza Redonda y más allá la plaza del Ayuntamiento.

6. ‘El Paseo Marítimo de Palma’

palma

Pasear pegados al mar es una magnífica manera de disfrutar del paisaje que nos ofrece Palma de Mallorca. Para ello, tomaremos el Paseo Marítimo de la ciudad que ofrece un espacio para pasear y disfrutar del clima, el mar, y el perfil de la ciudad escoltados por palmeras. También podemos dirigir nuestra mirada al mediterráneo o contemplar los barcos y yates atracados en el puerto deportivo. El paseo arranca en Porto Pi y proponemos recorrerlo hasta Portixol. A pesar de que los que deseen caminar más pueden continuar hasta el aeropuerto. El trayecto que finaliza en Portixol es el más próximo al centro de la ciudad y el que ofrece las mejores vistas de la ciudad. El Paseo Marítimo discurre por delante de la Catedral de la ciudad, pero también permite contemplar las murallas del siglo XVI a la altura del Museo de Arte Contemporáneo de Es Baluard. Su fijamos la mirada, también podremos ver a lo lejos el Castillo de Bellver.

7. ‘Salamanca: un paseo por la historia’

salamanca

Salamanca es un placer para el caminante. El centro de esta ciudad castellana permite caminar cómodamente sin rumbo y teniendo la certeza de encontrarnos al doblar la esquina con una joya arquitectónica. No obstante, proponemos marcar en este recorrido ‘libre’ algunos lugares de visita obligada, que nos ayudarán a encaminar nuestros pasos. Podemos iniciar la caminata en el monumento al Lazarillo de Tormes, continuar por la Casa Lis y llegar hasta el Huerto de Calixto y Melibea. De ahí, caminar hasta la Catedral de la ciudad y proseguir hacia la Universidad. Desde la Plaza Anaya, tomaremos la Rua Mayor para llegar a la Casa de las Conchas, uno de los emblemas de esta ciudad. Sin dejar la Rua Mayor llegaremos a la magnífica Plaza Mayor. Un lugar perfecto para finalizar el paseo o, simplemente, continuar.

8. ‘La ruta saludable de Cádiz’

cadiz

La ciudad de Cádiz ha definido una ruta por su borde marítimo que cada vez goza de más adeptos y que recibe el nombre de Ruta Saludable. Realizarla toda completa supone un paseo de 12 kilómetros, aunque podemos dimensionar el recorrido según las fuerzas y el tiempo disponible. Se trata de un espacio cómodo para caminar, en el que también podemos realizar deporte. A nivel paisajístico, su atractivo es inmenso. Por un lado, el mar; por el otro, la bella Cádiz. Se aprecian perfectamente las antiguas defensas de la ciudad, con sus baluartes, si como los puentes que comunican la ciudad.

9. ‘El Paseo de la Ría de Huelva’

huelva

Este paseo es todo un símbolo en Huelva, que hasta su construcción vivía de espalda a la ría que forma la desembocadura del río Odiel y a sus marismas. El Paseo comienza al lado del Muelle del Tinto y su recorrido se desarrolla en paralelo a la ría. El monumento a La Fe Descubridora, de la escultora norteamericana Miss Witney, marca el final del recorrido. El paseo tiene dos zonas diferenciadas. La primera es la más próxima al Muelle del Tinto y se caracteriza por la amplitud de espacios y la presencia de zonas ajardinadas. La segunda parte del trayecto es más estrecha y culmina con el monumento. Ambas ofrecen vistas del entorno del Odiel, del muelle y de Huelva.

10.  ‘Un paseo por la muralla de Lugo’

lugo

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, la muralla de Lugo nos ofrece también una oportunidad excelente para pasear por una infraestructura histórica que ha llegado a nuestros días en un excelente estado. Al margen de poder rodear el perímetro de la muralla desde el exterior, el paseo que sugerimos es ascender a la muralla por algunas de las seis escaleras que hoy existen. Desde lo alto de la muralla, podemos disfrutar de una vista excelente del Lugo que vive rodeado por su monumento más famoso y también del que se extiende fuera de la zona amurallada.