Las claves para viajar con nuestro perro

10 Agosto, 2017

Las claves para viajar con nuestro perro


El perro es ya un miembro más de la familia. Cada vez son más los casos en los que, al llegar las vacaciones, el perro se convierte en un viajero más. En esos casos, es muy importante tener en cuenta las necesidades de la mascota para que esos días de descanso resulten una experiencia positiva para todos. 

Cada mascota es diferente por lo que se recomienda, siempre, consultar con su veterinario de cabecera antes de realizar el viaje. Podrá aportar indicaciones específicas para cada caso. En los viajes nacionales su seguridad y su bienestar suele quedar cubierta con un trasportín con espacio suficiente para el tamaño de nuestro peludo.

El trasportín tiene que estar bien fijado. “Para que esté más cómodo siempre es buena idea ponerle una mantita o una toalla en la base que suela usar en casa. Los olores familiares resultan reconfortantes. También va bien incluir uno de sus juguetes” explica Marta Legido, veterinaria especialista en pequeños animales del Colegio de Veterinarios de Barcelona.

Otra opción, si viajamos en nuestro vehículo particular, es que viaje en el asiento trasero conectando su collar o arnés a una correa que se fije en el anclaje del cinturón de seguridad. También se puede adecuar el maletero para crear un espacio cómodo, si se trata de un perro grande, colocando siempre una barrera para que no pueda saltar hacia delante.

“Hay que asegurarse de que el espacio en el que viaja (coche, autobús, etcétera) está fresco, bien ventilado y no dejarlo nunca al sol. Si el viaje previsto es en barco es muy importante saber que dejarles en el coche no es buena idea aunque esté a la sombra y tenga ventilación. Las bodegas no están refrigeradas y el calor aumenta con el que desprenden los motores. Si viajamos por carretera hemos de permitirle salir a “estirar las piernas” cuando hagamos las paradas de descanso y asegurarnos de que se hidrata. La botella de agua fresca (no fría) debe estar siempre a mano y recordar llevar siempre un recipiente para que pueda beber. ¿Para la comida? Mejor la misma de siempre y a sus horas. ¡Pero siempre le vendrá bien tomarse un 'premio' en forma de 'snack'! Así su experiencia del viaje será más positiva” continúa.

Para los viajes al extranjero
Es crucial conocer y confirmar las exigencias sanitarias para mascotas del país de destino y los requisitos para que pueda volver a entrar. Su veterinario nos puede informar sobre los requisitos para viajar con la mascota fuera del país y en este enlace
(http://cexgan.magrama.es/Modulos05/Publico/InformacionMercados.aspx?proc=7) se puede consultar la información más actualizada de más de 100 países. Es muy importante hacer una consulta por cuenta propia a la embajada o el consulado del país de destino. Nos podrán informar sobre los documentos, vacunas y controles sanitarios del peludo que deben estar al día, y que deberemos presentar, para viajar.

Si se viaja fuera del país es importante realizar, antes de la salida, una prueba serológica (presencia de anticuerpos en la sangre) de anticuerpos de la vacuna de rabia o de las patologías que indique el país de destino. Esa prueba es muy importante para la reintroducción del peludo a su vuelta a España si viajamos a países no libres de rabia. La prueba serológica solo puede realizarla un laboratorio  autorizado y su resultado tiene que constar, bien cumplimentado, en la documentación de la mascota. Esta es una tarea que ha de realizar el veterinario. ¡Ojo con el calendario! Dejarlo para el último momento no es buena idea. Tenemos que tener tiempo suficiente para realizar la prueba, obtener sus resultados y formalizar los trámites documentales.

Antes del viaje al extranjero hay que reservar hora, con varios días de antelación, con los veterinarios de inspección fronteriza (PIF) y llevar fotocopia de toda la documentación. Ellos harán las revisiones pertinentes.

Documentación que hemos de entregar para viajar:
1.- Solicitud de inspección (es un documento que se rellena en el registro del PIF al presentar la documentación).
2.- Certificado del veterinario clínico (documento del Consejo General de Colegios Veterinarios de España -CGCVE-). Se tiene que presentar original y fotocopia.
3.- Pasaporte (si se viaja por Europa o la mascota va a volver a España) y/o cartilla de vacunas (original y fotocopia).
4.- Documentación específica requerida por el país al que viajaremos (original y fotocopia).

Documentación que hemos de entregar al volver: la requerida en España teniendo en cuenta el país desde el que volvemos con nuestra mascota. (original y fotocopia).

Por último, tanto para viajes nacionales como internacionales, será muy útil informarse de los posibles parásitos y enfermedades trasmitidas por ellos en el lugar de destino. Es importante saber si son distintos de los de nuestra zona habitual de residencia. Así, podremos proteger a nuestra mascota, antes del desplazamiento, con productos antiparasitarios adecuados, que nos indicará su veterinario.

Ventajas relacionadas