¿Cuándo comenzaron los cromos de fútbol en España?

15 Septiembre, 2017

¿Cuándo comenzaron los cromos de fútbol en España?


El fútbol es la gran estrella de las colecciones de cromos en España e Italia, y en general, en los todos los países en los que el fútbol es un deporte de masas. Los patios de los colegios son el escenario, desde hace décadas, del intercambio de cromos entre los coleccionistas que van a la búsqueda del jugador que se les resiste. Sin embargo, no es sencillo responder con exactitud a la pregunta: ¿cuándo empezaron los cromos de fútbol es España?

En este sentido, hay que referirse al trabajo de investigación realizado por Francisco García Cubero y publicado en 2010 en la revista ‘Cuadernos de fútbol’. El autor reconoce la dificultad de responder sin asomo de duda a la cuestión, aunque gracias a su dedicación al tema fue capaz de concretar que el primer álbum de cromos de fútbol publicado en España apareció en 1915 con el título de ‘Álbum de Foot-Ball’. Hasta ese momento habían aparecido otras colecciones al calor del protagonismo que el fútbol estaba adquiriendo entre los aficionados a la práctica del deporte a principios del siglo pasado.  Sin embargo, se trataba de cromos que carecían de un contenedor propio en el que guardarlos. Eran representaciones, en su mayoría, de jugadas de fútbol y tenían una función promocional del nuevo deporte.

En su artículo, García Cubero relata que la colección fue editada por la editorial Tiket, con sede en Barcelona y aporta muchos más detalles. Por ejemplo, que todo apunta a que la colección estaba compuesta por 54 cromos y que en ellos se representaban alineaciones, jugadas de partidos destacados y acciones puntuales de las estrellas de la época. Su formato era sensiblemente superior al de los cromos de la actualidad. En concreto, cada uno medía 9’1 por 7’2 centímetros. En el dorso, se incluía el historial del equipo o una referencia a la jugada que se podía ver en la cara.

Otra curiosidad es que los cromos no se pegaban en el álbum, sino que debía encajar cada una de sus esquinas en las ranuras diseñadas a tal efecto por los editores de la colección. Chocolates Amatller era el único anunciante que aparecía en esta colección pionera.

Con el paso de los años, la afición por el fútbol fue creciendo en España hasta convertirse en un fenómeno de masas. Los cromos se convirtieron en un elemento más de esa expresión de fervor estrechamente vinculada en este caso a los niños.

En los últimos 40 años, destacan dos editoriales: Ediciones Este y Panini. Este sacó su primera colección de cromos de fútbol en 1971. Era una colección dedicada al reglamento y a las tácticas más habituales. En 1972, apostó por una colección con todos los jugadores de los equipos de Primera división. Una de las novedades que aportó esta editorial es que cada cromo contenía dos imágenes del jugador a diferencia de lo que hacían otros competidores.

Desde 1979, la editorial italiana Panini, edita todos los años un álbum de cromos de la Liga de Fútbol española, además de publicar otras colecciones dedicadas a los principales torneos de selecciones como el Mundial y la Eurocopa. Ediciones Este se integró en Panini en 2001.

La primera colección de cromos de fútbol de los hermanos Panini apareció en Italia en 1961 y fue todo un éxito. Se vendieron 3 millones de sobres. La temporada siguiente fueron 15 millones y una años después, 29 millones. En sus primeros 40 años, la compañía italiana superó los 20 billones de cromos impresos.

Desde 1915 hasta nuestros días, los cromos han cambiado mucho físicamente. Sin embargo, para los coleccionistas, el afán por completar la colección sigue siendo el mismo.

Ventajas relacionadas